con T de amor "vinTage"

Actualidad, tecnología,  2.0, 2.0.1, 2.0.1.1… nueva Era.. podemos llamar a los nuevos tiempos de tantas maneras…

Todos pensamos que la tecnología es una de las cosas que más han cambiado a lo largo de nuestro tiempo… una actualización, innovación y
 re-invención de miles y miles de cosas que han hecho de nuestra vida algo más “divertido”, algo más “práctico” y “cómodo”. Lo pongo entre comillas porque no necesariamente tiene que ser así.

Aparte de la tecnología, el AMOR también se ha “actualizado” y curiosamente también para ser más “divertido”, “práctico” y “cómodo”. Todo va relacionado, la tecnología ha hecho que las relaciones amorosas o el amor en sí, se distorsione. Páginas y páginas de contactos dispuestas a ofrecerte a una persona tal cual te gusta: moreno, ojos verdes, alto, guapo, divertido y amante de los animales.
Una tecnología incapaz de dejar misterio o sorpresa a conocer a alguien en cualquier sitio donde solamente te muestre la carcasa, sin saber si las prestaciones que tiene son buenas, malas… simplemente te dan un periodo de prueba en el que disfrutas como una adolescente con un teléfono nuevo. Descubrir poco a poco. Ahora todo va más rápido, el romanticismo cada vez se ve menos y la sutileza y la indirecta ya no van cogidas de la mano.

¿Por qué el concepto “vintage”? si la cuestión es innovar y ver el futuro como algo cubierto de plata, coches voladores o autómatas como “robots de compañia”, ¿Por qué la moda, la tecnología,etc. ha decidido reciclar de los años 20 a los 80 y trasladarlo a la actualidad? Pues yo propongo lo mismo con el AMOR.

Un amor “vintage”, esas relaciones que van poco a poco, esas maneras de conocerse realistas pero a la vez contadas como si de un cuento se tratara. No hace falta mandarse cartas, podemos usar Facebook o incluso Whatsapp aún a riesgo de acabar desquiciadas por su maldita “última hora de conexión”.
Echo de menos la palabra “cortejar” seguida de un paseo, de “a la tercera cita nos besamos”o “iremos al cine”. Ahora hemos cambiado cortejar por ligar, la tercera cita por la primera y la única y el ir al cine por ir a la cama.

A veces pienso que ya no queda nada de verdad en esto, lo sé porque he experimentado situaciones en las que las nueva tecnologías te dan la ventaja de cortar el hielo más rápido, pero con la misma rapidez también se acaba “lo bueno”.

Si saco algo bueno de esto, es que gracias a las nuevas tecnologías tenemos un campo de gente más extenso a la que conocer sin moverte de casa.
Si saco algo malo de esto es que cada vez hay menos verdad en lo que a los sentimientos se refiere.

Otro día más de reflexiones!

T

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s