con T de punTa del iceberg

-¿Y tú, que opinas?

-Me hace gracia… me hace gracia como la gente por no querer reconocer según que cosas o por miedo a decirlas en voz alta  y darse cuenta de que es así y NADA podrá cambiarlo, se dedica a ver solamente la punta del iceberg, o mejor dicho, quedarse con la parte superficial de las cosas.

Entendemos lo que queremos entender, recordamos los sueños que nos interesan recordar y sobretodo… nos quedamos con quien nos conviene quedarnos. Así somos, poco luchadores, conformistas y creadores de una zona de confort de mierda que hace que los años pasen y pasen, y cuando te das cuenta, miras a tu alrededor y la mitad de tu vida se te ha ido por miedo, MIEDO, odio esa palabra.

-¿Miedo a qué?

-Miedo a no decir te quiero a esa persona que posiblemente ha estado años esperándolo y ya no podrás saberlo nunca si te correspondía, miedo a no querer pegarte pecho con espalda a una persona desconocida con una sola mochila, y tirarte desde un avión con la única garantía de supervivencia que te proporciona un rezo mal hecho. Miedo a no decir las cosas tal y como son para evitar reconocerlas, miedo a soñar porque los sueños piensas que te quedan grandes.

Nos fijamos unos limites, unos imposibles para garantizarnos una seguridad absurda, para evitarnos sufrir, morir, llorar o caer. Pero querida gente, es INEVITABLE que pase eso. Entonces, si lo es… ¿Por qué no dejamos de poner limites a unos limites ya estipulados por un destino? ¿Por qué no dejamos de ponernos barreras encima de otra barreras?

Yo no me arrepiento de NADA de lo que he dicho, hecho o pensado. Soy impulsiva, y reconozco que me juega malas pasadas, pero lo prefiero… prefiero ser una loca impulsiva a pensarme las cosas dos veces y dejar pasar las oportunidades por ese miedo…

Ama, ríe, llora, besa, dile que l@ quieres, tírate en paracaídas, haz “puenting”, siéntete libre, feliz, llama a un timbre y sal corriendo, gasta bromas por teléfono, bañate en pelotas, haz el amor tanto como puedas, ponte ACDC y baila como un/a poses@… sea lo que sea, pero házlo!

Haz que las cosas sucedan, vive una vida que recuerdes, porque verdaderamente solamente tenemos una, y yo no me la quiero pasar huyendo o llorando.

-Queremos tu versión ¿Qué pasó con él?

-Yo me enamoré de una historia, una historia que supo abrazarme cuando lo necesitaba, que supo sostener las palabras y convertirlas en los mejores silencios. Fui afortunada, no me quedó nada por decir, la viví, la sentí, la consumí en cada segundo que la disfruté… aprendí que si quería.. los segundos podían ser tan válidos y valiosos como cualquier hora, dia, semana, mes o año….

-¿Y por qué?

-Pues porque me enamoré de la historia más bonita del mundo.

-Gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s